Adiós a Andrés Montes

No es esta la forma que tenía pensada para regresar con la “nueva temporada”, pero a veces no tenemos elección por mucho que la vida pueda ser maravillosa. No he podido quedarme callado y me han entrado ganas de ponerme a escribir en cuanto me he enterado, pese a que aún sigo sin creérmelo del todo. Andrés Montes ha muerto, y con él las esperanzas que muchos teníamos de volver a verlo -escucharlo, mejor dicho- comentando los partidos de la NBA, después del pequeño aperitivo que nos brindó hace menos de un mes gracias al Eurobasket. Andrés era para el periodismo deportivo lo que Jordan era para el baloncesto, casi una institución.  Porque fue en ese deporte donde realmente se hizo un gran comentarista con un estilo propio muy característico, y no en el fútbol, donde -para mí- no pegaba ni con cola, a pesar de que muchos lo hayan conocido desde esta época.

A partir de ahora seremos nosotros los que, en los partidos de E.T. y su Fiebre Amarilla, pondremos a punto la metralleta y gritaremos “Triiiiiiiipleee” para que nadie le olvide. Wilma, ábrele las puertas del cielo para que pueda seguir comentando partidos desde allí.

Votar

Anuncios

Los campos de fútbol de Oliver y Benji

Seguramente todos hemos visto la serie anime Oliver y Benji, Capitán Tsubasa en Japón. Y, probablemente, lo que más recordamos que la mayoría de los crios que aparecían eran tan ágiles, rápidos y habilidosos (y algún que otro tramposo) que harían sombra a cualquier deportista de alto nivel y, sobre todo, que los campos de fútbol eran lo más parecido a una cinta de Moebius que pueda recordar, porque tendían a infinito.

Pues bien, tras largos estudios y acaloradas discusiones -llevadas a cabo por la flor y nata de los frikis de la serie (y el manga, que también los habrá); es decir, por internautas que tenían bastante más tiempo libre que yo, porque hay que tener mucho tiempo de sobra o aburrirse mucho para ponerse a discutir sobre eso o sobre si Seiya debería pertenecer a la Patrulla X ya que si sigue vivo después de tanta paliza algo de mutante tiene que tener (me lo acabo de inventar, pero no me digáis que no resulta creíble que se haya discutido en algún foro perdido del mundo mundial)- se ha llegado a la conclusión de que:

Teniendo en cuenta que la línea del horizonte está a unos 4,5 km y que Oliver Atton mide unos 170 centímetros, la longitud total de un campo de fútbol sería de -atención- ¡18 kilómetros! y que la velocidad de los jugadores corriendo rondaría los -agarraos- ¡150 km/h!

Si ya decía yo que el doctor Emmett Brown se complicaba la vida colocándole el Condensador de Fluzo a un De Lorean con lo sencillo que era meterlo en la mochila de los chavales estos. si incluso el balón ya daba muestras de querer viajar en el tiempo, con tanta deformación justo antes de estrellarse en la red o en las manos del portero. Bueno, como curiosidad para los que sólo hayan visto la serie original de niños o en las machaconas repeticiones de Antena 3 ¿queréis saber en qué equipo juega Oliver desde 2002? y encima de capitán. Para mear y no echar gota.

Via: Infobae

Votar

A %d blogueros les gusta esto: