Tacitas de té

Anoche estaba escuchando Radio 1 y durante unos minutos estuvieron hablando un poco de algunas cosas de la cultura árabe relacionándolas con cada uno de los sentidos. Cuando hablaron del gusto me resultó muy curiosa la información, decía una mujer en árabe -con su correspondiente intérprete- que en las jaimas era habitual que a los visitantes se les sirviera té como signo de hospitalidad. Pero lo realmente curioso es que no era una taza, sino tres. En palabras de la señora: “Una amarga como la vida, otra dulce como el amor y otra suave como la muerte”

Parafraseando a Homer Simpson: Mmmm téee.

Votar

A %d blogueros les gusta esto: