• Sobre mí:

    Un blog para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas de la blogosfera donde se extienden las luces y las sombras. También para escribir sobre lo que me apetezca y me guste, me disguste, me incomode, me alegre, me haga pensar... Otros prefieren llamarlo "todo" a secas. Estáis invitados a acompañarme todos los días y a soñar junto a mí todas las noches.

  • Sígueme en Twitter

    • RT @RosaVientos: En el décimo aniversario de la muerte de Juan Antonio Cebrián, recordamos algunos de sus Pasajes de la Historia https://t… 3 days ago
    • —No todos los superhéroes llevan capa. —Claro, está Spiderman. —No, yo me refer… —O mira a Lobezno. —Oye, que… —Los 4 Fantásticos tampoco. 3 days ago
    • Han pasado 10 años desde que perdimos a Juan Antonio Cebrián. No olvidaremos su enorme labor divulgativa ni su sentido del humor. 3 days ago
  • Estoy leyendo…

Curioseando por ahí

Aprovechando que el Laboratorio Científico de Marte, más conocido como Curiosity, ha llegado a dicho planeta a principios de esta semana, he estado investigando qué otros aparatos tenemos desperdigados por el Sistema Solar, concretamente los de la NASA. Me ha sorprendido encontrar una gran cantidad de satélites, telescopios, espectrómetros y toda clase de aparatos dedicados a no quitarle el ojo de encima a la Tierra, estudiándola a fondo de los polos al ecuador. Pero yo estaba más interesado en las misiones dedicadas al resto de planetas que nos acompañan, unas más conocidas que otras. Aquí tenéis un breve resumen de lo que he encontrado, sólo de las misiones actuales, ni pasadas ni futuras:

Mercurio: La misión Messenger fue enviada al planeta con nombre de mensajero para investigar la superficie, el ambiente espacial, la geoquímica y realizar otras mediciones.

Marte: Si a mediados del siglo XX la Luna era nuestro patio de juegos, ahora es Marte el lugar en el que dejamos tirados la mayoría de juguetes, empezando por el último, Curiosity, que aterrizó el 6 de agosto y que investigará el clima marciano entre otras cosas. La Mars Express orbita el planeta buscando agua y recogiendo datos sobre la atmósfera. El rover Opportunity (y su gemelo Spirit, ya inoperativo) llegó en enero de 2004 para un trabajito de 90 días y le ha gustado tanto el planeta que todavía sigue activo. Otra de las muchas misiones que rondan por allí es la Mars Odyssey, estudiando los minerales y la composición del suelo.

Júpiter: La sonda Juno, que fue lanzada el año pasado y llegará en 2016 a su destino, tiene como objetivo el estudio de la atmósfera, la gravedad y el campo magnético.

Saturno: En el planeta de los anillos se encuentra una de las misiones más conocidas de los últimos años, la Cassini-Huygens, que se dedica a explorar también las lunas (especialmente Titán y Jápeto) y los anillos. Es una misión conjunta de la NASA y la ESA (Agencia Espacial Europea). Su final está previsto para septiembre de 2017.

Plutón: La New Horizons tiene previsto llegar al planeta enano y sus lunas en 2015, tras 9 años de viaje. Después será enviada fuera del Sistema, emprendiendo el mismo camino que las Voyager 1 y 2.

Asteroides y cometas: Como investigar planetas parecía poco, también se ha enviado a la nave Dawn al Cinturón de asteroides situado entre Marte y Júpiter. Los asteroides Vesta y Ceres han sido los elegidos para darnos algunas respuestas del nacimiento del Sistema Solar. Además, la nave Rosetta acompaña al cometa 67P en su órbita al Sol, y la Stardust-NExT explora al cometa Tempel 1,

La última frontera: IBEX (Interstellar Boundary Explorer) es un satélite lanzado en 2008 con la misión de explorar y cartografiar la frontera entre el Sistema Solar y el espacio interestelar. Por otra parte, las sondas interestelares Voyager 1 y Voyager 2 fueron lanzadas en 1977 y se han convertido en los objetos más lejanos a la Tierra fabricados por el hombre. Sorprendentemente, aún siguen funcionando y enviando datos (que tardan unas 14 horas en llegarnos) y se estima que tendrán energía al menos hasta 2025.

______

Para más información: NASA

Anuncios

11 de marzo

Tras estas festivas vacaciones, ya va siendo hora de seguir escribiendo en el blog, aprovechando que tenemos el año recién estrenado y apenas hemos usado dos semanas. A quienes les resulte raro, les aclaro que estoy hablando del calendario que inventó un tal Rómulo para regir unos terrenitos que tenía a orillas del río Tíber a los que empezó a llamar Roma. Según este calendario, el año empezaba en marzo y terminaba en diciembre, dejando un periodo de tiempo entre año y año que no entraba dentro de ningún mes, hasta que Numa Pompilio, el señor que heredó las tierras de Rómulo, decidió que con esos días sueltos podían hacer otro par de meses para completar la docena. Y así nacieron enero y febrero, aunque marzo se mantuvo como el inicio del año durante unos 600 años más, hasta mediados del siglo II a. C.

Como iba diciendo, hoy es un día tan bueno como cualqiuer otro para recordar la fragilidad de la memoria o, mejor dicho, de la memoria selectiva. No me refiero al Alzheimer, sino a la capacidad que tenemos para prestarle demasiada atención a los hechos recientes y olvidar por completo los que ocurrieron tiempo atrás pero que con el paso de los años no han perdido su importancia. Para ilustrarlo con un ejemplo, tomemos la fecha de hoy, 11 de marzo. En muchos medios y redes sociales hoy es imprescindible hablar de los atentados de Madrid de 2004 y del tsunami de Japón del año pasado. Sin embargo, hasta ahora no he encontrado una sola referencia al terremoto de Chile de 2010, a pesar de que son muchos los que no lo han olvidado. Si ya hasta las catástrofes pasan desapercibidas, ¿qué otras cosas se quedarán en un rincón guardando polvo?

Una posible respuesta sería: los periódicos. Porque hoy se cumplen 310 años desde que se publicó el primer periódico de edición diaria del mundo, el Daily Courant, allá por 1702. Y todos sabemos que los diarios apenas han tenido importancia en todo el tiempo transcurrido desde entonces, ¿verdad? Aunque he de reconocer que mi título favorito siempre ha sido el que tuvo el primer diario español, publicado el 1 de febrero de 1758: Diario Noticioso, Curioso, Erudito, Comercial y Político, que fue posteriormente cambiado por uno más corto, Diario de Madrid.

Dicho lo cual, como no quiero extenderme demasiado y sólo pretendía hacer una brevísima exposición de lo que pasaba por mi mente estos días, procedo a terminar esta entrada. Pero antes, no quisiera olvidarme de felicitar por su cumpleaños a Chuck Norris, que ayer llegó a la venerable edad de 72 años.

Siete mil millones

Lo hemos logrado en once años. Desde hoy hay mil millones de personas más que en el año 2000. El planeta no puede abastecer a tanta gente y eso sin contar los animales que, por otra parte, cada vez son menos gracias a nosotros. Los insectos pueden permitirse ser millones porque son diminutos, nosotros somos una plaga demasiado grande y demasiado peligrosa para todos los ecosistemas. Aún hay grandes zonas en las que no vive nadie, es cierto; la mayoría son inhabitables, inhóspitas o inaccesibles. Otras, las menos, están dedicadas al cultivo por lo que se podrían considerar habitadas en parte.

El ADN tiene la misión de sobrevivir y multiplicarse a toda costa, sin importarle la forma de vida que lo haga perdurar. Y lo está consiguiendo tal vez demasiado bien a pesar de que nunca hemos sido demasiado numerosos hasta hace pocos siglos. Por ejemplo, los neandertales ocuparon toda Europa y algunas regiones de Asia, y se estima que nunca sobrepasaron los 10.000 individuos. De todas formas, los sapiens siempre fuimos mucho más numerosos y gracias al progreso fuimos aumentando la tasa de natidad y alargando nuestra esperanza de vida.

El dominio del fuego probablemente sea la pieza clave en la explosión demográfica humana. La carne cruda es mucho más difícil de digerir y es una fuente inagotable de enfermedades, parásitos y diversas afeciones. La comida que ha pasado por el fuego no sólo es más fácil de masticar y digerir, con el consiguiente ahorro de energía, sino que además se conserva mejor y tiene menos riesgos para la salud. Sin duda, el buen uso del fuego ha supuesto para la Humanidad la diferencia entre la vida y la muerte. Una diferencia mucho mayor que la que lograron avances posteriores.

Las guerras, el hambre y, por encima de todo, las enfermedades siempre han sido las principales culpables de limitar el número de personas que han existido. Millones de chinos han muerto a lo largo de su historia, plagada de batallas y enfrentamientos. En Europa las guerras causaron estragos pero fue la peste negra la que se encargó de borrar del mapa a un tercio de la población. Claro que los que sobrevivieron se enriquecieron a costa de los que ya no estaban. Hoy las guerras siguen siendo igual de sangrientas que antes, pero la higiene y la medicina han salvado millones de vidas que en otra época estarían condenadas sin remedio.

En cualquier caso, somos culpables de nuestra supervivencia, aunque eso no signifique que nuestras vidas sean mejores. Ya veréis lo interesante que va a ser la situación cuando en Asia empiece a escasear el agua, que ya ha empezado. La mayoría no moriremos ni de hambre ni de enfermedad, pero la guerra por el agua está a punto de llegar.

Los quioscos me arruinarán

Si hace unos días os hablaba de los periódicos que suelo leer, es hora de hacer honor a todo el dinero que me he gastado en montones y montones (¡y montones!) de revistas y compartir con vosotros aquellas que me han ido interesando durante este tiempo. Sin todas ellas no sería quien soy hoy.

Siempre he sido muy curioso y me ha gustado hojear y leer cualquier cosa que llevara letras, así que si unimos esa curiosidad a las decenas de librerías o quioscos callejeros que me puedo cruzar al cabo del día comprobamos que era inevitable que empezara a comprar revistas antes o después. No recuerdo con exactitud cuál fue la primera pero cuando descubrí ese mundo fue cuando de alguna forma mi infancia empezó a terminar y mi bolsillo a adelgazar. ¿Qué sentido tenía comprar juguetes o cromos si era más entretenido leer revistas? No me avergüenzo de ninguna de ellas porque aunque algunas sean poco fiables, de poca calidad, poco serías o de poco prestigio, de todas he aprendido algo, todas han aportado un granito de arena a mi formación intelectual, a mi bagaje cultural o a mi espíritu crítico.

  • Playstation Magazine: Adquirir una consola crea la necesidad de estar informado de las novedades en videojuegos, de la guía de ese escenario que no consigues pasarte o de los trucos para conseguir las mejores armas del juego. Si además regala un disco todos los meses con demos o juegos completos, mejor que mejor. Fue una de primeras publicaciones que empecé a comprar habitualmente, hace años que ya no la veo en ningún sitio, por lo que creo que ya no se sigue publicando.
  • Hobby Consolas: Una de las mejores y más antigua revista dedicada a los videojuegos, sea cual sea su plataforma. Fue la sustituta de la anterior en mi bolsa de la compra, tenía mejores análisis y regalaba guías estupendas. Yo dejé de comprarla hace como 8 o 9 años por lo menos, pero es agradable verla aún en las estanterías. Que dure mucho tiempo más, nunca se sabe cuando me podría volver a hacer falta.
  • PC Actual: Solo la nombro como ejemplo de revista de informática. He comprado tantas diferentes y con tan poca frecuencia que se hace difícil recordar el nombre de las demás.
  • Enigmas: Gustándome los misterios y casos extraños o paranormales era solo cuestión de tiempo que descubriera esta publicación a finales de los 90. Sólo la compré con frecuencia durante uno o dos años, después no he comprado más de un ejemplar al año, como mucho. A pesar de todos los artículos raros y poco creíbles siempre me ha gustado mucho más que Año/Cero o Más Allá. Podéis culpar a Expediente X de mi gusto por estas revistas. Y eso que no os he contado que tengo tres libros de Iker Jiménez y que encima me gustan.
  • Muy Interesante: Comenzó el siglo XXI y con él mi gusto por las ciencias paranormales fue cambiando a la ciencia algo más normal y ortodoxa. La compré sin pausa durante unos 5 años, hasta que aumentó el preció y disminuyó el número de páginas de forma preocupante. Aún sigo comprando los especiales semestrales de Preguntas y Respuestas, y a veces la publicación bimestral Muy Historia Hace un tiempo tuve que deshacerme de mi colección por falta de espacio. Una auténtica pena.
  • Quo: La revista para las mentes inquietas, como ellos mismos la llaman. Empecé a comprarla en enero de ¿2003? Recuerdo que regalaba un test de inteligencia en CD-ROM y en la portada aparecía Yoda. Conservo todos y cada uno de las decenas de números que he comprado. Esta revista es la responsable de que diera de lado a Muy. La misma divulgación científica pero con un poquito más de calidad y seriedad. Es una de mis favoritas; de hecho gané una suscripción anual gratuita y ahora la recibo cómodamente en casa sin gastarme un céntimo.
  • The Economist: Una vez leí que lo que no aparece en esta revista no es noticia, y tal vez sea cierto. Si quieres estar al tanto de lo que ocurre semanalmente por todo el planeta en política, economía y otras cuestiones DEBES leer The Economist. Yo estuve suscrito durante 6 meses (y volveré a estarlo algún día) pero ahora solo la leo en la web. ¿Por qué? Por los 5€ que cuesta, qué si no.
  • National Geographic: Aquí ya que la ciencia va en serio y la cuentan auténticos profesionales. Experiencia les sobra, calidad nunca falta. Me la compraría todos los meses si el precio fuera un poco menor.
  • Tribuna de Astronomía y Universo: Adoro la astronomía, así que no paré de buscar esta revista dedicada a los astrónomos aficionados. Noticias relevantes, cartas estelares, fechas de observación. Muy completa y también muy difícil de encontrar, por eso sólo tengo un par de números.
  • Qué leer: La única revista literaria que conozco. Hace años que no la compro y no la recuerdo bien. Quizás haya que poner remedio a eso.
  • Historia de Iberia Vieja: Revista dedicada a la historia de España, aunque aquí también podríamos mencionar a todas las demás revistas dedicadas a la Historia, que se parecen todas bastante. Son mi pasión, si hay algo que me guste más que la astronomía es la Historia, pero mi presupuesto no da para comprarlas con asiduidad.
  • Fotogramas: En mi “reciente” afición al cine (por reciente lease “desde hace dos o tres años”) se he hecho necesario estar al corriente de las críticas y noticias del cine presente, pasado y futuro. Intento comprarla cuando el bolsillo me lo permite.
  • Altair: Revista bimestral de viajes. Cada número está dedicado por completo a un país. Tengo un par de números y me gustan mucho: excelentes artículos, buenas recomendaciones, fotografías sensacionales; pero lamentablemente resulta muy cara (¡6€!) como para comprar todos los números.

Estoy seguro de que alguna más se me olvida, pero no la recuerdo ahora, ya la añadiré en otro momento. Una vez escrito todo me quedan clara una cosa: Que te guste todo es una delicia, pero si no te sobra el dinero se convierte en una tortura y en un problema gordo. Lamento no conocer más revistas dedicadas a las humanidades, aparte de la Historia. ¿Qué leéis vosotros? ¿Conocéis alguna de las que he nombrado? Y la petición más importante: ¡recomendadme más revistas, por favor!

A diario

En estos últimos años he leido muchos blogs y siempre he visto entradas del tipo: “Mis 87 videojuegos descatalogados favoritos”, “Series imprescindibles que no tienes tiempo de ver”, “Los 5.000 vinilos que recomienda mi abuela”, “25 películas tan aburridas que ni su director estuvo en el montaje pero que yo he visto” y una larga lista de etcéteras. Seguro que a vosotros os ha pasado lo mismo, ¿a que sí? Pues se me ha ocurrido que, para variar un poco lo que hacen los demás, yo voy a poner los periódicos que leo. Sí, en plural.

Desde antes de empezar la carrera ya me había acostumbrado a informarme con regularidad y en la facultad los profesores nos han enseñado que este hábito es imprescindible. Dejando a un lado la ideología política o económica, éstos son los periódicos que suelo leer:

  • ABC y El País: Los dos periódicos más importantes de España. Procuro ver qué opina cada uno sobre la misma noticia para hacerme una idea general. Tampoco me pierdo sus respectivos dominicales, XLSemanal y El País Semanal.
  • Ideal: Información local de Granada. Está bien conocer lo que pasa en el mundo, pero no hay que descuidar lo que pasa en tu ciudad.
  • 20 Minutos: La manera más rápida de informarse. Tiene fallos por todas partes y no es muy de fiar en ocasiones (y no sólo lo digo yo), pero para ser gratis tampoco se le puede pedir más. Al menos es cómodo si tienes prisa.
  • The New York Times: También titulado International Herald Tribune en su versión mundial. Es tan largo que hay que dedicarle medio día para leerlo completo, a cambio ofrece credibilidad y calidad.

Sin embargo, mi información mundial sigue estando incompleta y creo que debería añadir algunos periódicos más a mis lecturas habituales. Tengo estos en mente:

  • The Times: Para saber que hacen los hijos de la Gran Bretaña e irlandeses del norte en sus casas y en las tierras de sus vecinos.
  • Le Monde: Porque no hay que perder de vista el mundo francófono.
  • El Universal: Periódico mexicano. Lo usaré para informarme de todo lo que pasa en hispanoamérica, no quiero leer los principales periódicos de todos los países porque son muchos. Ya he empezado a leer alguna que otra cosita interesante de éste.

Aquí tenéis los míos, ¿qué leéis vosotros para estar al tanto de lo que pasa?

Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en internet

No lo publiqué en su día porque llegué tarde, pero me sumo hoy que se está volviendo a publicar dada la inminente aprobación de la “Ley Sinde” en el Consejo de Ministros que se celebra hoy viernes.

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Si quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

Nota bene

A modo de prólogo de lo que está por venir:

Periodistas y periodistos tanto de prensa, televisión y radio de lo que viene siendo la península ibérica; tertulianos del mundo; politicuchos bocazas; lameculos varios y gilipollas y gilipollos en general: Me importa un pepino lo bien o mal que habléis del Tribunal Constitucional y su bien o mal hacer. Por favor, no os pido, os suplico que os leáis (si no lo comprendéis, pedid ayuda), al menos, el Título Preliminar, el capítulo segundo del Título III y el Título IX de la Constitución Española.

Porque ya estoy hasta las narices de comprobar lo analfabrutos y mentecatos (y mentecatas) que podéis llegar a ser, y nunca deja de sorprenderme la cantidad de chorradas y barbaridades que soltáis así como quien no quiere la cosa. En el paro deberíais de estar vosotros en lugar de los otros 4 millones de personas, so mamones.

A %d blogueros les gusta esto: