Adiós a Andrés Montes

No es esta la forma que tenía pensada para regresar con la “nueva temporada”, pero a veces no tenemos elección por mucho que la vida pueda ser maravillosa. No he podido quedarme callado y me han entrado ganas de ponerme a escribir en cuanto me he enterado, pese a que aún sigo sin creérmelo del todo. Andrés Montes ha muerto, y con él las esperanzas que muchos teníamos de volver a verlo -escucharlo, mejor dicho- comentando los partidos de la NBA, después del pequeño aperitivo que nos brindó hace menos de un mes gracias al Eurobasket. Andrés era para el periodismo deportivo lo que Jordan era para el baloncesto, casi una institución.  Porque fue en ese deporte donde realmente se hizo un gran comentarista con un estilo propio muy característico, y no en el fútbol, donde -para mí- no pegaba ni con cola, a pesar de que muchos lo hayan conocido desde esta época.

A partir de ahora seremos nosotros los que, en los partidos de E.T. y su Fiebre Amarilla, pondremos a punto la metralleta y gritaremos “Triiiiiiiipleee” para que nadie le olvide. Wilma, ábrele las puertas del cielo para que pueda seguir comentando partidos desde allí.

Votar

A %d blogueros les gusta esto: