¡Felices Fiestas!

Disculpad por no publicar últimamente, pero es que la conexión a internet cuando viajas no está asegurada. Aun así he sacado un ratito para desearos a todos que tengáis unas felices fiestas y un muy próspero año 2009, que, por cierto, va a ser el año internacional de la astronomía.

Alsina, el magnífico

Carlos Alsina

Sí, otra vez toca hablar de un presentador de Onda Cero Radio. Se puede decir que soy adicto a esa radio y que estoy prendado de casi todos sus programas. También escucho otras emisoras, claro, pero no hay otra que me apasione de la misma manera.

Como ya dije, empecé a escuchar esta radio cuando encontré La rosa de los vientos una noche de octubre de hace cuatro años, y desde entonces no he parado de ir descubriendo sus programas, de los que ya iré hablando, grandes joyas radiofónicas en su mayoría, desde mi punto de vista. Y no, creo que no exagero demasiado. Hoy os presento, para los que no lo conozcan o sólo escuchen Los 40 Principales, a Carlos Alsina, peso pesado de la tarde-noche, sin desmerecer a sus colaboradores, ojo. Presenta y dirige desde 2005 La brújula, un programa de actualidad política y económica de cuatro horas de duración -de 8 a 12 de la noche, de lunes a viernes- y, por lo tanto, competidor directo de Angels Barceló y su Hora 25.

El motivo principal de esta anotación es mi parte favorita del programa, los primeros 5 minutos. Aquí, Alsina hace un comentario en tono irónico de lo más relevante del día y os aseguro que hay veces en las que no puedo parar de reír a lágrima viva. Afortunadamente para los que no son muy aficionados a oír la radio, que no son pocos, estos discursos -no se si decir monólogos, porque ahora tenemos la fea costumbre de relacionar esa palabra sólo con el humor- están colgados en El blog de Alsina, para gozo y disfrute de todos, escuchemos o no la radio, sin olvidarnos de que podemos descargar los podcast del programa desde la web de Onda Cero.  A continuación copio algunos fragmentos de hoy, para que os hagáis una idea de cómo son. Espero que os guste:

“Se le da mejor al gobierno rescatar constructoras, y rescatar bancos, que rescatar conductores. Tanto hablar del plan rescate para la automoción, y lo que hacía falta era un plan rescate de coches aislados por la nieve.

(…) Entre que tenemos mal calibrado el grado de riesgo que asumimos cuando nos metemos en carretera con un temporal de órdago (porque una vez que te metes, ya no sabes lo que te vas a encontrar), que el servicio de información de la DGT, en situaciones como la de este fin de semana, flojea seriamente; y que algunos de los responsables de poner en marcha los planes rescate se lo toman con una pachorra que ríete tú de Solbes, pues así nos luce el pelo.

(…) Oye, qué vas a esperar de un ministerio [de Fomento] al que se le hunde un túnel en la obra del AVE Valencia-Madrid y no dice ni media alegando que es un incidente menor. ¿Qué entenderán por incidente mayor? Dices: incidente menor es una comparecencia parlamentaria de la ministra, por ejemplo, y bien que el ministerio, cuando eso pasa, informa.”

Votar

Un gran disco duro

Se calcula que la información (de cualquier tipo) total que hay en internet ocupa unos 370 exabytes. 1 exabyte equivale a 1.073.741.824 gigabytes.

Votar

Los campos de fútbol de Oliver y Benji

Seguramente todos hemos visto la serie anime Oliver y Benji, Capitán Tsubasa en Japón. Y, probablemente, lo que más recordamos que la mayoría de los crios que aparecían eran tan ágiles, rápidos y habilidosos (y algún que otro tramposo) que harían sombra a cualquier deportista de alto nivel y, sobre todo, que los campos de fútbol eran lo más parecido a una cinta de Moebius que pueda recordar, porque tendían a infinito.

Pues bien, tras largos estudios y acaloradas discusiones -llevadas a cabo por la flor y nata de los frikis de la serie (y el manga, que también los habrá); es decir, por internautas que tenían bastante más tiempo libre que yo, porque hay que tener mucho tiempo de sobra o aburrirse mucho para ponerse a discutir sobre eso o sobre si Seiya debería pertenecer a la Patrulla X ya que si sigue vivo después de tanta paliza algo de mutante tiene que tener (me lo acabo de inventar, pero no me digáis que no resulta creíble que se haya discutido en algún foro perdido del mundo mundial)- se ha llegado a la conclusión de que:

Teniendo en cuenta que la línea del horizonte está a unos 4,5 km y que Oliver Atton mide unos 170 centímetros, la longitud total de un campo de fútbol sería de -atención- ¡18 kilómetros! y que la velocidad de los jugadores corriendo rondaría los -agarraos- ¡150 km/h!

Si ya decía yo que el doctor Emmett Brown se complicaba la vida colocándole el Condensador de Fluzo a un De Lorean con lo sencillo que era meterlo en la mochila de los chavales estos. si incluso el balón ya daba muestras de querer viajar en el tiempo, con tanta deformación justo antes de estrellarse en la red o en las manos del portero. Bueno, como curiosidad para los que sólo hayan visto la serie original de niños o en las machaconas repeticiones de Antena 3 ¿queréis saber en qué equipo juega Oliver desde 2002? y encima de capitán. Para mear y no echar gota.

Via: Infobae

Votar

A %d blogueros les gusta esto: