El menosprecio de la traducción en España

Tras un par de semanas sin escribir nada, creo que ya es hora de volver a la actividad, de paso aprovecho para agradecer todas las visitas que estoy recibiendo y os animo a comentar siempre que os apetezca. Vamos al tema.

Hay mucha gente que aún hoy sigue pensando que eso de traducir es más simple que el mecanismo de un chupete, y no sólo lo piensan quienes saben una lengua extranjera, al fin y al cabo ellos tienen más dificultad para tener consciencia de lo que realmente significa traducir. Me apuesto un café de un euro (si es que lo encontráis) a que hay muchos hipócritas que, pese a no tener ni pajolera idea de una lengua distinta al español, creen que la traducción es cosa de un par de ratos y que cualquiera puede dedicarse a traducir. Probablemente acierten en lo segundo, cualquiera puede, sí, pero hay que esforzarse mucho, especialmente para traducir bien, por no hablar de interpretar. Ojo, digo que hay mucha gente, pero ni mucho menos todo el mundo. Los que opinan así, es más por desconocimiento que por otra cosa.

El error más típico es pensar que el hecho de tener un nivel bastante avanzado de una lengua lleva implícito el saber traducir de o a ese idioma. Pues eso no es verdad. Traducir no (solo) consiste en pasar las palabras de una lengua a otra y ya está, sino que lo fundamental es saber transportar las ideas de una cultura a otra de modo y manera que aporten la misma información. Por eso, la traducción literal de palabras, que a veces puede funcionar, en la mayoría de ocasiones suele ser desde hilarante hasta absurdamente incomprensible.  Si fuese tan fácil, hace años que el traductor de Google o cualquier otro programa de traducción automática habría alcanzado la perfección, y faltan décadas para que eso ocurra si es que llega a conseguirse alguna vez, que lo dudo bastante.

Aquellos con conocimientos de otra lengua pueden traducir textos no especializados de forma decente e incluso los licenciados en filología consiguen tener una gran competencia traductora con el tiempo, si se empeñan. Pero resulta que en España hay un tipo de personas especialmente preparadas para desempeñar ese trabajo, los licenciados en traducción e interpretación. Y es aquí donde quería llegar, la infravaloración del traductor por parte de las empresas (las que saben que existe, claro) que a buen seguro España va en los primeros puestos en cuanto a las malas condiciones laborales.

¿Quién de vosotros contrataría a un matemático para trabajar de programador de software en lugar de a un informático, por mucho que la informática se base en las matemáticas?, ¿o qué clínica contrataría a un experto zoólogo en vez de a un veterinario que sabe cómo tratar a los animales? Siempre puede haber excepciones y que haya profesionales trabajando en puestos en los que inicialmente uno no pensaría. Pero yo, normalmente, me llevaría las manos a la cabeza y la empresa que actuase así me daría bastantes motivos para desconfiar de ella.

Ahora os dejo reflexionar y comentar. Mañana la segunda parte.

Votar

El Supernombre

Vais a ver cómo alucinan mis profesores de la facultad cuando use tres folios del exámen para escribir mi nombre

"Vais a ver cómo alucinan mis profesores de la facultad cuando use tres folios del exámen para escribir mi nombre"

Están locos estos ingleses. Resulta que este simpático muchacho que vemos en la foto ha decidido, a sus 19, años, que el nombre que le pusieron sus padres no era lo suficientemente chulo. Así que ni corto ni perezoso se acercó a la oficina de registro online más cercana y se cambió de nombre por 20 dólares (unos 16€). No eligió llamarse James Bond o Kevin Costner de Jesús, ni siquiera Bin Laden de Todos los Santos Mahometanos y parte de los Cristianos, no, ni mucho menos. Eso no era suficiente para él, así que se puso a exprimirse la neurona que le servía para leer cómics, hasta que dio con uno que se ajustaba a su personalidad y lo describiera facilmente: Captain Fantastic Faster than Superman Spiderman Batman Wolverine The Hulk and the Flash Combined, así, sin comas ni nada, como todo buen nombre que se precie.

El chico antes conocido como George Garratt, natural de Glastonbury, ha conseguido dos cosas, aparte de que todos sus amigos se partan de risa cada vez que lo ven; tener el nombre más largo del mundo, por lo que lo veremos en las próximas ediciones del Libro Guinness de los Records si nadie se pone otro más largo para jorobarle y quitarle el récord; y también ha conseguido enfadar tanto a su abuela que ella ha decidido dejar de hablarle. Lo que me sorprende es que aún no lo haya desheredado y le permita vivir en casa, pero todo se andará. Supongo que de paso esperaba ser incluido en la Enciclopedia Marvel como el único personaje de nivel 400 de todo el Universo Marvel, pero con eso de usar Nombres de DC no creo que lo admitan para no tener problemas con los derechos de autor. Curiosamente se ha olvidado de añadir a su repertorio a Harry Potter, porque la verdad es que tiene cierto parecido con Daniel Radcliffe

Vía: ALT1040

Votar

La Barakobamosis se extiende por EE. UU.

Pues no, Barak Obama no ha ganado las elecciones estadounidenses. Ha arrasado. Tras meses de expanderse por Europa, se ha confirmado la aparición de la pandemia en Estados Unidos.

La euforia llegó ayer a las urnas y ha terminado fulminantemente con la vida (política, claro) de McCain, a pesar de tener más operaciones estéticas que los pechos de Pamela Anderson y Michael Jackson juntos, no pudo desprenderse del lastre que suponían los 8 años de gobierno de George Bush, ni siquiera intentando distraernos con Sarah Palin (a quien podemos llamar “Matafocas” Palin). Y que no nos extrañe ver a la senadora intentando ganar las elecciones dentro de cuatro años al frente del Partido Republicano, porque probablemente eso es lo que pretende. Eso sí, al final el candidato Republicano ha dado toda una lección de caballerosidad y buen perder con frases como: “Ayer era mi rival, hoy es mi presidente”.

Los resultados, según el New York Times, han sido estos (en el momento de escribir la entrada):

Votos populares: Obama – 63.051.872 / McCain – 55.825.471

Votos electorales (se gana con 270): Obama – 349 / McCain – 162 / Sin resolver – 27

Senado (mayoría con 51): Demócratas – 56 / Republicanos – 41 / Sin resolver – 3

Casa de Representantes (mayoría con 218): Demócratas – 252 / Republicanos – 173 / Sin resolver – 10

¡Enhorabuena al presidente electo!

Votar

La crisis en cristiano

Via Microsiervos, encuentro la mejor, más completa y más clara explicación de la crisis, con teoria NINJA incluida, esa que algunos han descubierto hace poco (puede que gracias a este video).

Votar

A %d blogueros les gusta esto: